06 diciembre de 2020

En la temporada de fin de año debemos decir a pasear YOVOY por los Llanos Orientales


El corredor goza de reconocimiento mundial por sus majestuosos ríos entre ellos el “Río de cinco colores”.
Pie de foto: El corredor goza de reconocimiento mundial por sus majestuosos ríos entre los que se encuentra el “Río de cinco colores”.

El corredor turístico de los Llanos Orientales está compuesto por los departamentos de Meta, Casanare y Arauca.

Se acerca la temporada de vacaciones de fin de año, cuando muchos prestadores de servicios turísticos, que incluyen agencias de viajes, hoteles y aerolíneas, entre otros, nos estarán esperando con los brazos abiertos para que todos podamos decir YOVOY por Colombia.

Sin embargo, en esta fase de reactivación económica el Gobierno nacional hace énfasis en que los colombianos no debemos relajarnos ni “bajar la guardia”, ya que todavía hay propagación del virus. Por lo tanto, en este momento la invitación es viajar por el territorio nacional siendo aún más responsables con el autocuidado y el cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad.

En nuestro país tenemos mucho por disfrutar y toda esta riqueza natural, llena de fauna, flora, tradiciones y culturas muy diversas están divididas en 12 corredores turísticos que cubren el país en su totalidad.

En esta ocasión los invitamos a visitar y que encuentren la magia y belleza que tiene el corredor de los Llanos Orientales. Este corredor, conformado por tres departamentos, es tan grande como el país de Grecia (154.228 km2) y está situado en el oriente del país, a los pies de la cordillera Oriental. Recibe las aguas de varios páramos, los cuales les dan vida a tres magníficos ríos que comparten sus nombres con los tres departamentos que lo conforman: Meta, Casanare y Arauca.

Su riqueza hídrica marca la singularidad geográfica de las tierras llaneras. El corredor goza de reconocimiento mundial por sus majestuosos ríos entre los que se encuentra el “Río de cinco colores”, residente del Parque Nacional Natural de La Macarena, específicamente en Caño Cristales. Aquí, las caídas de agua y los pozos que se sostienen sobre rocas de más de 1.200 millones de años que conforman el macizo Guayanés, alojan plantas acuáticas de colores inverosímiles que se entremezclan caprichosos en variadas gamas de amarillos, azules, negros, verdes y rojos. El “Río de los cinco colores” invade el alma con su majestuosidad y deja en claro que en Colombia el arcoíris habita en el agua.
 
Este corredor despierta nuevas e inusitadas sensaciones en quien lo admira. La inmensidad de su llanura dificulta creer que la Tierra es redonda y que no es el llano el planeta todo. Los amaneceres y los atardeceres, ambos, poseen vida propia. El sol y la luna desafían al paisaje y se imponen sobre él. Son el astro y el satélite los que, a su debido tiempo, con su propia fuerza le marcan las sombras, los brillos, los colores, y dibujan a su antojo la fantástica obra de arte natural.
 
Los Llanos limitan al sur con el corredor del Sur, al oriente con el corredor Orinoquia y, al norte y al occidente, con el corredor Central y el Nororiental, que junto con el piedemonte del departamento de Arauca conforman la fronteriza y estratégica región del Sarare, la cual comparte con el vecino país de Venezuela. La riqueza llanera en flora y fauna también es impresionante.
 
En este corredor podrán visitar las ciudades capitales de los departamentos que son Villavicencio, Arauca y Yopal. Además, de municipios como Puerto López, considerado el ‘ombligo de Colombia’.

En este corredor turístico se encuentran muchos productos para ser disfrutados por todos, anímate a decir YOVOY al corredor de los Llanos Orientales.
 
 
 
Colombia Compra Eficiente por medio del Decreto 4170 »

Compra y contratación pública

Aliados estratégicos

Chatbot