04 diciembre de 2020

En la temporada de fin de año debemos decir a pasear YOVOY por el sur de Colombia


Este corredor turístico une a los Andes con la cuenca amazónica.
Pie de foto: Este corredor turístico une a los Andes con la cuenca amazónica.

El corredor turístico Sur lo componen los departamentos de Nariño, Caquetá y Putumayo, ubicados al suroccidente del país.

Se acerca la temporada de vacaciones de fin de año, cuando muchos prestadores de servicios turísticos, que incluyen agencias de viajes, hoteles y aerolíneas, entre otros, nos estarán esperando con los brazos abiertos para que todos podamos decir YOVOY por Colombia.

Sin embargo, en esta fase de reactivación económica el Gobierno nacional hace énfasis en que los colombianos no debemos relajarnos ni “bajar la guardia”, ya que todavía hay propagación del virus. Por lo tanto, en este momento la invitación es viajar por el territorio nacional siendo aún más responsables con el autocuidado y el cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad.

En nuestro país tenemos mucho por disfrutar y toda esta riqueza natural, llena de fauna, flora, tradiciones y culturas muy diversas están divididas en 12 corredores turísticos que cubren el país en su totalidad. En esta ocasión los invitamos a visitar y que encuentren la magia y belleza que tiene el corredor Sur. Este corredor turístico une a los Andes con la cuenca amazónica. Lo componen los departamentos de Nariño, Caquetá y Putumayo, ubicados al suroccidente del país. Su extensión de 114.118 kilómetros supera la del departamento más grande de Colombia: Amazonas. Limita al sur con Ecuador y Perú; al occidente con el corredor Pacífico; al suroriente con el corredor turístico Selva, y al norte con los corredores turísticos Central y Llanos.

Las llanuras del Pacífico del departamento de Nariño forman parte del corredor turístico Pacífico, pero la región andina y la vertiente amazónica del departamento pertenecen a este corredor. Humboldt denominó a la zona andina del Sur “El Tíbet de América”, por considerarla una de las más aisladas y elevadas del continente. Por ella, la cordillera de los Andes penetra en Colombia y forma el nudo de los Pastos, donde se bifurca en dos ramales: la cordillera Occidental, en la que se encuentran los volcanes Chiles, con 4.718 m de altura; Cumbal (4.764 m) y Azufral (4.070 m), y la cordillera Centro-Oriental, que incluye el altiplano de Túquerres-Ipiales, el valle de Atriz y los volcanes Galeras (4.276 m) y Doña Juana (4.250 m).

Los ríos que nacen en esta zona se desplazan hacia el oriente para crear la vertiente amazónica, con los ríos Nambué, Ranchería, San Miguel (afluente del río Putumayo), Guamués (que nace en la laguna de La Cocha), Estero y Patascoy.

El departamento del Putumayo se encuentra en su totalidad dentro de la Zona de Confluencia Intertropical (ZCIT), este hecho genera una serie de condiciones geográficas especiales en cuanto a su clima, vegetación suelos e hidrología. La zona andina putumayense está representada en la Garganta del Balsayaco del Valle de Sibundoy, conformada por cuatro municipios: Santiago, Colón, Sibundoy y San Francisco, caracterizados por paisajes verdes y apacibles, clima frío, cultivos de montaña y la producción de leche y trucha.

En el piedemonte se halla Mocoa, la capital de este departamento, que finaliza en la llanura amazónica, donde se extiende la selva húmeda tropical con temperaturas alrededor de 25 °C. Putumayo comparte con Caquetá esta área, que llega hasta el corazón de la selva amazónica, por lo que se le conoce como “la puerta de oro de la Amazonia”. Por el otro lado, el territorio caquetense se extiende hacia el oriente, pero no se encuentra con suelo nariñense, pues solo llega hasta el piedemonte de la región andina, donde las alturas alcanzan hasta los 3.000 m s.n.m. en los cerros de Paramillo y Miraflores, los picos del Fragua y la cuchilla de los Picachos.

Visitar este corredor es atravesar un territorio de diversidad que brinda aire puro en climas fríos, cálidos y templados en ciudades históricas que conservan tradiciones ancestrales de etnias indígenas. Su infraestructura le da prioridad a la conservación de los santuarios naturales, sin perder de vista la comodidad y la seguridad de los turistas. En resumen, este corredor ofrece productos de alto valor en naturaleza, cultura y bienestar.

En este corredor se encontrarán también con los hermosos paisajes nariñenses y de ciudades como Pasto o Ipiales, donde está ubicado el maravilloso Santuario de Las Lajas.

En este corredor turístico se encuentran muchos productos para ser disfrutados por todos, anímate a decir YOVOY al corredor Sur.
Colombia Compra Eficiente por medio del Decreto 4170 »

Compra y contratación pública

Aliados estratégicos

Chatbot