Estrategias


1. Fortalecer la planificación y ordenamiento territorial para el turismo

MinCIT, en coordinación con el DNP y la Comisión de Ordenamiento Territorial, COT promoverá la creación de la figura de Zonas Especiales Turísticas (ZET), las cuales deberán contar con planes parciales o áreas articuladas a los planes o esquemas de ordenamiento territorial (POT, PBOT y EOT) para su creación, en las que se brinden incentivos y beneficios tributarios para las empresas participantes en el desarrollo de zonas urbanizadas, de infraestructura vial y aeroportuaria óptima, así como para el establecimiento, consolidación y crecimiento de industrias turísticas en general.
 
Las entidades territoriales, con el apoyo de MinCIT, MinVivienda y el DNP, promoverán la inclusión en los POT, PBOT y EOT de los distritos y municipios, áreas definidas con vocación o compatibilidad turística, que permitan el desarrollo de la actividad y eviten conflictos de uso de suelo, propiciando la articulación de la planeación turística a los procesos e instrumentos de ordenamiento territorial para garantizar la conservación del patrimonio natural y cultural, así como la competitividad del sector.
 
MinCIT, con el apoyo del DNP, formulará e implementará una política para el fortalecimiento del turismo en Colombia con visión de largo plazo, la cual deberá configurarse como herramienta fundamental para priorizar el uso de los recursos del turismo, articular a las instituciones con injerencia directa e indirecta en el desarrollo de este sector en el país, entre otras.
 
MinCIT desarrollará megaproyectos[1] o proyectos especiales de turismo, formulando el tipo de plan correspondiente según los instrumentos de planeación vigentes, en conjunto con las entidades nacionales y territoriales competentes, que garanticen el desarrollo sostenible, la conservación, preservación y salvaguarda de los territorios y comunidades, según las características propias de los mismos. Estas iniciativas se adelantarán prioritariamente en la Guajira; el Golfo de Morrosquillo; la Sierra Nevada de Santa Marta; el Amazonas y el Pacífico.  Estos planes y proyectos deberán incluir tanto las visiones de las comunidades locales como étnicas, buscando de esta manera proteger su integridad cultural, social y económica y garantizar el derecho a la participación en las iniciativas de desarrollo turístico, así como en los ingresos generados por las actividades económicas implementadas y en los procesos de emprendimiento que con ellas se adelanten.
 
MinCIT, con el apoyo de MinAmbiente, DIMAR y demás entidades competentes, implementará herramientas de ordenamiento y recuperación de playas, ligado al desarrollo del producto de sol y playa, así como a los productos de alto valor.
 
De igual manera, formularán e implementarán un plan de intervención integral para playas que sean emblemáticas para el turismo en el país y se encuentren en estado crítico, tales como las de San Andrés Islas, Playa Blanca en Barú (Bolívar), Juanchaco - Ladrilleros en Buenaventura (Valle), entre otras priorizadas, promoviendo su recuperación o restauración, seguridad, saneamiento y manejo sostenible. Estos planes deberán tener acciones concretas y efectivas en materia política, económica, ecológica, tecnológica y sociocultural, en coordinación con las entidades nacionales y territoriales competentes.
 
MinCIT, con el apoyo de MinVivienda, MinCultura y las entidades territoriales, formularán e implementar planes de reconversión de destinos críticos -especialmente para los ligados al producto de sol y playa- así como planes parciales de renovación urbana mediante proyectos de turismo, restauración de inmuebles patrimoniales emblemáticos, revitalización de parques y espacio público, desarrollo de proyectos de movilidad asociados al turismo, entre otras modalidades de intervención, con el fin de recuperar su competitividad, incentivar el desarrollo social, urbano y sostenible, valorizar ciertas zonas y mejorar su economía.
 
MinCIT impulsará a las entidades territoriales que cuenten con vocación turística en la actualización, expedición, ejecución y evaluación de Planes de Desarrollo Turístico, considerando la articulación de los planes de ordenamiento ecoturístico de las áreas protegidas nacionales y regionales, cuando aplique. De igual manera los Distritos, en cumplimiento de la Ley 1617 de 2013, adelantarán sus Planes Sectoriales de Turismo respectivos y los municipios con centros históricos declarados que tengan vocación turística, formularán, actualizarán y ejecutarán dichos planes.
 
MinCIT, con el apoyo de MinCultura, MinAmbiente y demás entidades competentes, adelantarán acciones para fortalecer y concretar la vocación de turismo cultural y de naturaleza del Distrito Especial Portuario, Ecoturístico y Biodiverso de Buenaventura.
 
MinCIT, con el apoyo de las entidades nacionales y territoriales competentes, promoverá el desarrollo, aplicación y seguimiento del régimen turístico de San Andrés y Providencia, establecido en el capítulo VII, de la Ley 915 de 2004.
 
MinCIT, con la vinculación de las entidades nacionales y territoriales correspondientes, diseñarán e implementarán un plan especial de turismo receptivo, orientado a los departamentos fronterizos del país, con miras al impulso, promoción y facilitación de los flujos de turistas con los países vecinos.
 
MinCIT, con el apoyo del DNP, diseñará y elaborará una caja de herramientas técnicas para la planificación y gestión local del turismo según los diferentes niveles de desarrollo turístico de los destinos, de manera articulada entre las entidades competentes.
 
MinCIT brindará apoyo técnico a los gobiernos locales para fortalecer la medición e implementación de las capacidades de carga y de uso de los atractivos y de acogida de destinos, así como en la gestión de herramientas para la identificación, prevención, monitoreo y manejo de impactos derivados del turismo, en materia de generación de residuos sólidos, uso y disposición de recurso hídrico y energético, afectación a la biodiversidad, entre otros, prioritariamente en los destinos con vocación de turismo de naturaleza y turismo cultural.
 
MinCIT, con el apoyo de MinAmbiente, adelantará e implementará la evaluación ambiental estratégica sectorial para el turismo en los destinos priorizados, como herramienta de fortalecimiento de la gestión sostenible territorial.
 
MinCIT y MinCultura adelantarán la articulación de herramientas de planificación, tales como los Planes Especiales de Manejo y Protección (PEMP) de Bienes de Interés Cultural, los Planes Especiales de Salvaguardia (PES) de las manifestaciones de Patrimonio Cultural Inmaterial, los Planes de Desarrollo Turístico y el Plan Estratégico y de Negocios de Turismo Cultural, de tal manera que se impulse el desarrollo sostenible de los territorios desde el turismo.
 
MinCIT, con el apoyo del DNP, adelantará acciones para la evaluación y seguimiento permanente de la política de turismo, bajo el referente de sostenibilidad, de tal forma que se mantenga armonía y coherencia en la implementación del Plan Sectorial de Turismo.
 
MinCIT, con las entidades nacionales y territoriales competentes, apoyarán la formulación, ejecución y seguimiento de los proyectos con componente de turismo, vinculados a los pactos regionales establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo 2018 -2022.
 

2. Desarrollar productos turísticos diferenciados[2] y de alto valor[3]

MinCIT enfocará la estrategia de desarrollo de la oferta turística del país de forma diferencial e innovadora, a partir de la consolidación de las vocaciones de los destinos y de las ventajas competitivas de sus atractivos, servicios, actividades y productos, enfocada en segmentos de demanda turística especializados y de alto gasto a nivel nacional e internacional, con énfasis a las tipologías de naturaleza, turismo cultural, turismo de reuniones, turismo de salud y bienestar.
 
MinCIT, en coordinación con MinAmbiente y Parques Nacionales, desarrollarán el turismo de naturaleza de forma sostenible, con énfasis en las áreas protegidas con vocación para la actividad y en zonas con ecosistemas estratégicos con atractivos naturales emblemáticos, tales como la Amazonía, el Pacífico, la Orinoquía y el Macizo Colombiano[4], entre otras,  como una estrategia de conservación para generar alternativas económicas y productivas a estos territorios que dependen de la calidad de sus ecosistemas para su desarrollo.
 
MinCIT, en coordinación con el Ministerio de Cultura, desarrollarán el turismo cultural, de manera sostenible como parte del turismo naranja[5], en función de las competencias de cada una de las instituciones, orientado a constituirlo en un pilar de competitividad y de generación de ingresos para los agentes del turismo y la cultura, así como en una estrategia para lograr la puesta en valor del patrimonio cultural material e inmaterial, la diversidad cultural, las artes y las industrias culturales y creativas, en los territorios con vocación de turismo cultural.
 
MinCultura, con el apoyo de MinCIT, fortalecerá las capacidades de las autoridades culturales y turísticas del ámbito nacional, regional, departamental y municipal, para gestionar el turismo cultural como herramienta de preservación, conservación, difusión del patrimonio cultural, así como en materia de generación de nuevos emprendimientos y beneficios a las comunidades locales en torno a las artes, las industrias creativas y el patrimonio material e inmaterial.

MinCIT, de manera coordinada con MinCultura, actualizará la Política de Turismo Cultural, en función de la garantía de la sostenibilidad del patrimonio cultural colombiano, la inclusión y promoción de las artes, las industrias culturales y creativas, de manera que se promueva su aprovechamiento turístico.
 
MinCIT y MinCultura, fortalecerán y harán seguimiento a la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia[6] y al Programa de Fortalecimiento de Museos[7], en temas de competitividad, promoción y comercialización de su oferta turística, con el objetivo de contribuir a que el turismo sea una herramienta de desarrollo sostenible que garantice la conservación, salvaguarda y protección del patrimonio cultural de los centros históricos y de los museos del país.
 
MinCIT y Artesanías de Colombia, desarrollarán las estrategias y acciones de la Política de Turismo y Artesanías, especialmente la promoción de las denominaciones de origen orientadas al turismo; el desarrollo de productos turísticos en torno a las prácticas artesanales, así como el empoderamiento y conocimiento de los artesanos para su vinculación efectiva a la cadena del turismo.
 
MinCIT, implementará acciones para lograr la declaratoria como recursos turísticos, de actividades y prácticas representativas de imaginarios turísticos[8] de Colombia, entre ellos las manifestaciones culinarias, de manera que contribuya con el reconocimiento, protección, difusión y promoción de procesos como hechos constitutivos de la diversidad del producto turístico.
 
MinCIT desarrollará un programa especial para apoyar el desarrollo de las manifestaciones culinarias colombianas y la Red de Eventos Gastronómicos de Colombia[9], asociados a destinos turísticos con vocación gastronómica. Igualmente se apoyará el desarrollo de cocinas tradicionales colombianas entre MinCIT y MinCultura y se coordinará con el sector privado de restaurantes y gastronomía la promoción e inclusión del uso y consumo de productos locales, como oferta turística.
 
Proteger los productos y recetas tradicionales colombianas a través de la creación e implementación de nuevas herramientas de propiedad intelectual, tales como Especialidades Tradicionales Garantizadas (ETG) e Indicaciones Geográficas (IG), entre otras, desarrollando el marco reglamentario respectivo desde MinCIT, en coordinación con la Superintendencia de Industria y Comercio - SIC, MinCultura, MinSalud - INVIMA, realizando su respectiva aplicación y promoción para el turismo, como elementos reputacionales, de diferenciación y posicionamiento de los destinos.
 
MinCIT, con el apoyo de MinCultura, desarrollará una estrategia de turismo musical[10], que refleje la diversidad de ritmos y géneros musicales, así como los festivales, eventos e imaginarios asociados de las diferentes regiones del país, a través de productos y experiencias innovadoras.
 
MinCIT, con el apoyo de MinAgricultura, implementará un programa especial de apoyo al agroturismo, en concordancia con lo dispuesto en el artículo 26º de la ley 300 de 1996, promoviendo la vinculación diferencial el respeto a los valores sociales, culturales y medios de vida de los campesinos, en el desarrollo de estas iniciativas.
 
MinCIT, con el apoyo de las entidades competentes, formulará e implementará acciones para el desarrollo del turismo urbano y metropolitano, según lo dispuesto en los artículos 29º y 30º de la Ley 300 de 1996, considerando la creciente concentración de atractivos y servicios en las principales ciudades del país, particularmente con énfasis al turismo de negocios, corporativo, reuniones, cultural y creativo.
 
Fortalecer las estrategias que adelanta MinCIT, ProColombia y las entidades territoriales para la captación de eventos internacionales de alto impacto para el país y los de tipo especializado con enfoque de nicho, así como la facilitación para la realización de estos, considerando el efecto multiplicador en gasto y número de personas que movilizan para los destinos.
 
MinCIT, incluirá dentro de los sectores del Programa de Transformación Productiva (PTP), al turismo de reuniones con el fin de brindar asistencia técnica especializada para las empresas de este subsector.
 
Promover la articulación y eficiencia de comités locales y regionales (burós de convenciones, entidades públicas y privadas, entre otros) en pro de la captación, promoción y realización de eventos internacionales de alto impacto para el país, creando una red nacional para el turismo de reuniones que involucre toda la cadena, presidida por MinCIT, con el acompañamiento de ProColombia.
 
MinCIT impulsará la línea de presentación de proyectos ante FONTUR para captación, promoción y realización de eventos internacionales, con el objetivo de lograr atraer al país los eventos que posicionen a Colombia en el segmento de turismo de reuniones a nivel mundial, según las tendencias de este producto de alto valor.
 
Fortalecer la articulación, conocimiento, trabajo en equipo y comercialización de las empresas y eslabones que conforman la cadena de organización de eventos y reuniones, así como entre estos y los principales interlocutores y distribuidores (mayoristas, meetings planners[11], operadores profesionales de congresos, casas de incentivo[12], entre otros) de los mercados prioritarios identificados por Procolombia, de manera que se mejore la eficiencia en materia de negociación y generación de confianza sobre los destinos y empresas del país, estimulando la toma de decisiones de estos actores y por ende, la llegada a Colombia de más eventos internacionales.
 
Promover, con el apoyo del sector privado, el desarrollo de planes y programas que permitan la integración y articulación de las experiencias de los turistas de negocios y corporativos, con el resto de los turistas vacacionales que visitan el país y la ciudad, en los destinos priorizados.[13]
 
Implementar, con el apoyo de las entidades públicas y privadas correspondientes, las acciones del Plan de Negocios de Turismo de Salud y de Bienestar, formulado por el PTP y MinCIT.
 
MinCIT, apoyará a los operadores locales conocedores de la oferta de productos de alto valor, de manera que se facilite su vinculación con mayoristas y otros canales de distribución y promoción.
 
MinCIT, liderará la estrategia de diferenciación de la oferta turística del país, desarrollando productos turísticos especializados, tales como náutico, buceo, observación de fauna (aves, ballenas y tortugas), deportivo, educativo, idiomático, LGBTIQ y científico, entre otros, en función de las potencialidades del país para estos segmentos, en el marco de los productos de alto valor.
 

3. Fortalecer la integración regional para el turismo 

Impulsar nuevas formas de asociación e integración turística regional, en función de las necesidades de la demanda y de cooperación entre la oferta, especialmente en torno a productos, circuitos, corredores o rutas multidestino nacionales e internacionales.
 
Consolidar las figuras de asociación e integración regional turística existentes[14], articulándolos a los esquemas de ordenamiento, planificación y promoción de la oferta, así como impulsando proyectos especiales en materia de competitividad, infraestructura, promoción y cooperación.
 
Desarrollar la oferta turística comercializable de los destinos vinculados a las figuras de asociación e integración regional turística, así como las de las rutas temáticas y regionales relacionadas, para garantizar su efectiva distribución e inserción en los mercados, con el apoyo de las agencias de viajes y demás actores del sector.
 
Impulsar una iniciativa integral para el desarrollo sostenible de nuevos destinos o destinos emergentes, con alto potencial, presencia de atractivos emblemáticos de interés nacional y destacada vocación turística, con énfasis a los territorios con impactos derivados del conflicto armado, promoviendo su vinculación e integración efectiva a la oferta del país.


4. Seguridad turística moderna 

El Gobierno Nacional definirá los mecanismos para atenuar los impactos de imagen negativa en destinos en estado de emergencia e implementar los protocolos de comunicación de crisis de acuerdo con el estado de la región y el efecto generado por el suceso.
 
MinDefensa y MinCIT, en unión con la Policía Nacional, y las entidades territoriales, fortalecerán a la Policía de Turismo, propendiendo por el aumento del número de efectivos de esta especialidad, así como por el mejoramiento de su dotación y capacitación para contribuir a la seguridad de los destinos y a la experiencia de los turistas en los destinos.
 
MinCIT en unión con las entidades competentes a nivel nacional y territorial, promoverán la generación de información responsable y orientación a los turistas sobre condiciones de seguridad y salubridad, así como la implementación de herramientas de gestión, manejo y prevención de riesgos asociada al turismo.
 
MinCIT, en unión con las entidades territoriales y la Policía Nacional, orientará en la definición e implementación de iniciativas de seguridad turística y su respectiva inclusión en los planes y políticas de turismo departamentales y municipales. De igual manera, se generarán compromisos de corresponsabilidad de las autoridades regionales con el fin de mejorar las condiciones de los espacios y atractivos con mayor injerencia turística, adelantando acciones coordinadas con la Policía Nacional para atacar los delitos de mayor afectación e impacto al sector turístico.
 
MinCIT, la SIC, Migración Colombia, la Aeronáutica Civil, la Policía Nacional y las alcaldías municipales y distritales diseñarán una estrategia conjunta de sensibilización, control y prevención de prácticas informales e ilegales que adelanten los prestadores de servicios turísticos y turistas. De igual forma, se promoverá la práctica de comportamientos responsables y seguros por parte de los viajeros durante su permanencia en los destinos, así como la garantía de sus derechos como consumidores y de forma integral como ciudadanos.
 
MinCIT en articulación con las entidades territoriales, prestadores de servicios, empresas aseguradoras, gremios y otros actores claves del sector, desarrollarán programas de corresponsabilidad para fortalecer programas de seguridad turística en las actividades, servicios y atractivos del país.
 
El Ministerio de Relaciones Exteriores y MinCIT, promoverán la eliminación o modificación de los travel warnings o advertencias sobre seguridad en viajes hacia Colombia expedidos por gobiernos extranjeros, según las recomendaciones de la OMT, en esta materia.
 
[1] Estos megaproyectos están en concordancia con lo dispuesto en la línea C del Pacto 2 del Plan Nacional de Desarrollo, 2018 - 2022 para referirse a proyectos de inversión en búsqueda de eficiencia de más de 1000 millones de dólares. Aunque algunos proyectos del sector turístico podrían llegar a entrar en esta definición, la mayoría de la IED que llegaría al sector turismo es del tipo en búsqueda de mercados. 
[2]  Según Porter (1980) la estrategia de diferenciación consiste en el desarrollo de productos exclusivos o con condiciones de singularidad que sean percibidos así por los consumidores, quienes están en disposición de pagar más por adquirirlos. La consecución de alguna diferencia en cualquier aspecto importante y deseado por el comprador, a través de una serie de actuaciones en la oferta, es lo que le confiere la posibilidad de elevar el precio y el margen de beneficios a una organización.
 
[3] Valor agregado o valor añadido en términos de mercadeo es una característica o servicio extra que se le da a un producto o servicio, con el fin de darle un mayor valor comercial; generalmente se trata de una característica o servicio poco común, o poco usado por los competidores y que aporta cierta diferenciación a un producto o empresa. Desde el turismo, los productos de alto valor se asocian a segmentos de rápido crecimiento, que atraen turistas de poder adquisitivo y gasto, son catalizadores de desarrollo económico local y regional, impulsan prácticas productivas, fomentan el aprovechamiento sustentable de los recursos y promueven su conservación. (SECTUR, 2017)
 
[4] En concordancia con lo establecido en el CONPES 3915 “Lineamientos de política y estrategias para el desarrollo regional sostenible del Macizo Colombiano”, el cual “define las estrategias para la conservación de la biodiversidad, la promoción de alternativas productivas sostenibles y el fortalecimiento de la gobernanza de la ecorregión”. (DNP, 2017)
 
[5] El turismo naranja no se considera una tipología de turismo desde la motivación, sino como un conjunto de directrices que se aplican a las formas de relación entre turismo, el patrimonio cultural, la producción artística, las industrias culturales y creativas, para desarrollar su valor y garantizar su sostenibilidad, según lo dispuesto en la Ley 1834 de 2017.
[6] La Red de Pueblos Patrimonio de Colombia es una iniciativa del Ministerio de Comercio Industria y Turismo, con el apoyo de Ministerio de Cultura y ejecutada por el Fondo Nacional de Turismo, que busca potenciar el patrimonio cultural colombiano, material e inmaterial (usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas transmitidas de generación en generación) de 17 municipios con centros históricos declarados y de alto valor para el turismo, para su proyección mediante esta actividad, generando más oportunidades de desarrollo y sostenibilidad en sus comunidades. (MinCIT, 2018)
 
[7] El Ministerio de Cultura, por intermedio del Museo Nacional de Colombia, tiene la responsabilidad de orientar la política del sector museístico del país; para esto cuenta con el Programa Fortalecimiento de Museos (PFM), instancia a cargo de dicha tarea y, como tal, es la entidad catalizadora de los procesos que demanda la comunidad museística a partir de los retos que plantea el desarrollo de los museos en la actualidad. (MinCultura, 2018). Según MinCultura (2014) existen 626 museos a nivel nacional registrados en el Directorio Oficial.
 
[8] Un imaginario turístico es “aquella porción del imaginario social referido al hecho turístico, es decir a las numerosas manifestaciones del proceso societario de viajar”. (Hiernaux, A. & Van Duynen, L.  2002)
 
[9] La Red de Eventos Gastronómicos es una iniciativa del Ministerio de Comercio Industria y Turismo, constituida como una instancia de integración y articulación de los eventos gastronómicos nacionales más relevantes del país con el fin de fortalecer y promover la gastronomía como producto turístico. (MinCIT, 2016) abarcando a todas las regiones. A 2018, la Red está conformada por 61 eventos que trabajan por fomentar el aprecio por los productos, la cultura, los valores locales y la innovación desde una perspectiva sostenible.
 
[10] El turismo musical es una tipología del turismo cultural, que busca conocer, disfrutar e interactuar con las expresiones musicales de un territorio a través de la asistencia a festivales, conciertos y eventos programados, así como vivir experiencias en los lugares, practicas, costumbres, manifestaciones e imaginarios asociados a esta temática en los destinos que los acogen. Según datos de Music Visit Britain (2012) este segmento de negocios mueve más de 2 mil millones de euros al año.
 
[11] Un meeting planner es una persona u organización especializada en la creación, planeación, gestión, ejecución, control y evaluación de diferentes tipos de reuniones y eventos corporativos y sociales, así como de las actividades conexas y paralelas a los mismos.
 
[12] Una casa de incentivos es una organización que ofrece programas de incentivos a empresas. Los programas sirven para recompensar a los empleados que cumplen o superan los requisitos de rendimiento. El incentivo a menudo toma la forma de viajes para el empleado y su grupo familiar, generalmente mediante ofertas integrales que ofrecen alojamiento, restaurantes, entretenimiento, formación y reuniones, motivo por el cual hacen parte de la cadena de valor del turismo. (The Hess Journey, 2018)
 
[13] Este tipo de turismo se conoce como bleisure y proviene de la combinación de “business” y “leisure” (“negocio” y “ocio”), y se usa para denominar la creciente tendencia a organizar los viajes de trabajo de manera que se extienda la visita para actividades de ocio. En Colombia, considerando la importancia del turismo de negocios, es prioritario desarrollar este segmento, especialmente en las ciudades.
 
[14]  La ley 300 de 1996 contempló figuras de asociación tales como los círculos metropolítanos turísticos e igualmente desde 2016, MinCIT creó la figura de corredores turísticos que son una estrategia de integración territorial, promovida en conjunto con las Gobernaciones del país, que articula iniciativas en materia de gestión y promoción turística regional. Actualmente se cuenta con 12 corredores en tres fases de desarrollo.
 

Aliados estratégicos

Chatbot