Nuestro enfoque de política

 

Para afrontar estos retos el MinCIT, en conjunto con las entidades del sector, propone una agenda transversal y una agenda vertical orientada a la internacionalización de la economía. Esto significa no sólo abordar la potencialidad que el país tiene con su capacidad productiva, se debe hacer un énfasis especial en suplir la demanda internacional. La oferta exportable es un problema estructural, por esta razón el aparato productivo no puede enfocarse en el mercado interno, por el contrario, se debe promover que el estándar interno sea igual al estándar externo.

La agenda transversal abarca las herramientas y proyectos que el sector comercio adelanta en los siguientes ejes para una correcta inserción en la economía global. Estos ejes son: entorno competitivo, productividad e innovación, emprendimiento y formalización e inversión. Por su lado, la agenda vertical contiene el trabajo regional y sectorial que se adelanta para enfocar y coordinar los esfuerzos sectoriales en la oferta exportable con mayor potencial, y la coordinación y trabajo conjunto que se debe realizar para que las regiones prioricen la política de internacionalización en sus agendas de desarrollo local.

En términos de metas, este gobierno se propuso aumentar las exportaciones de bienes no minero energéticos y servicios a US$27,000 millones para el 2022, lo cual implica una tasa de crecimiento promedio anual de 2.9% para cumplir dicha meta[1].

En 2018 las exportaciones no mineras de bienes alcanzaron US$15,364 millones y las de servicios US$9,457 millones, para un total de US$24,821. De igual forma, en el Plan Nacional de Desarrollo el gobierno se propuso dos metas adicionales para el 2022 en términos de internacionalización. Por un lado, atraer y aumentar la inversión extranjera directa a US$11,500 millones, y por otro lado, reducir los tiempos de despacho de importación y exportación en un 30%.

Es importante recalcar que la Política Colombia Exporta se complementa con la Política Industrial Nacional, la cual también se sustenta en una agenda transversal y vertical para transformar el aparato productivo. El enfoque y los retos de la Política Industrial, en términos de generación y captura de valor agregado, innovación e industrias 4.0, adaptación del empleo en un contexto de cambio tecnológico, y sostenibilidad ambiental, son determinantes para aprovechar los mercados internacionales buscando una inserción efectiva del sector productivo en las cadenas globales de valor, y atraer inversiones más eficientes y productiva.

 
 
[1] El crecimiento promedio anual es con respecto a línea base 2017.
Abrir chat

Chatbot Ministerio de Comercio, Industria y Turismo

X __