10 abril de 2019

Los riesgos que los operadores turísticos deben tener en cuenta para atraer viajeros a destinos emergentes


operadores turisticos

Colombia Productiva, entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, con recursos de la Unión Europea, asesoró a 210 empresarios de los departamentos de Chocó, Cauca, Magdalena y Tolima, a quienes apoyó en la identificación de nuevos riesgos a los que hoy se exponen los viajeros.
 

Esta labor forma parte del diseño de una nueva estrategia del Gobierno Nacional para que los empresarios de turismo, principalmente de los destinos emergentes, identifiquen esas alertas y puedan también prepararse para enfrentarlas.
 
El crecimiento en el número de turistas en los últimos años hacia Colombia (4,2 millones en 2018, con una tasa de crecimiento de 8%), una alta ocupación hotelera y la diversificación de destinos a los que llegan los visitantes, fueron algunos de los factores que llevaron al Gobierno a enfocarse en esa estrategia.
 
“Aunque los riesgos de país como la seguridad y el orden público ya no son las principales alertas para los empresarios del sector y visitantes extranjeros, existen otros factores internos que los 27.206 actores de la cadena deben tener en cuenta para garantizar la seguridad de los turistas que buscan actividades de bienestar y naturaleza”, aseguró el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, al destacar la importancia de la estrategia para atraer viajeros a destinos emergentes.
 
Dentro de casos recientes que demuestran la necesidad de atender y medir los riesgos en actividades turísticas, se cuenta el hundimiento de una embarcación en Guatapé, con viajeros sin chalecos salvavidas; el desprendimiento de un puente colgante en Villavicencio; así como los accidentes en parapentes y otros deportes extremos. Ejemplos como estos hacen evidente la necesidad de conocer y prevenir riesgos en el turismo.
 
Los cuatro departamentos mencionados han comenzado a desarrollar nueva oferta turística y tienen importantes desafíos para consolidarla para atraer a más viajeros, particularmente extranjeros. Este posicionamiento dependerá también de la capacidad que tengan estas regiones y sus operadores para identificar y mitigar los riesgos que puedan afectar a sus visitantes.
 
“El trabajo hecho con estos empresarios permitió a Colombia Productiva hacer un análisis de los riesgos más frecuentes en estas regiones. Encontramos que hace falta la divulgación de las medidas preventivas que deben tomar los visitantes”, aseguró el presidente de la entidad, Camilo Fernández de Soto.
 
Falta de promoción del destino, contaminación y degradación del lugar, no dominar un segundo idioma, actividades turísticas en masa en reservas naturales o la pérdida de identidad de la cultura de las poblaciones minoritarias de un destino, son algunos de los riesgos identificados por el análisis de la entidad.
 
A este listado también se suma la presencia de accidentes como el hundimiento de embarcaciones, accidentes en actividades deportivas o extremas, picaduras y protección contra el clima, entre otros.
 
“Prever y atender de manera adecuada estas contingencias dan más herramientas a los empresarios del sector turismo de bienestar y naturaleza para ampliar sus clientes potenciales y mejorar sus ingresos. Empresarios más capacitados, con mayores herramientas para hacer productiva su actividad, permite acercarse a las metas del Plan de Negocios trazado por Colombia Productiva y los actores del sector. Para 2032, con esta iniciativa se espera alcanzar ingresos directos totales por US$2.878 millones por turismo de bienestar y naturaleza”, agregó Fernández de Soto.
 
Gracias a un ejercicio de identificación hecho por Colombia Productiva con 210 empresarios capacitados, se lograron destacar riesgos operativos y administrativos para ser atendidos, en beneficio de los turistas.
 
Entre esos riesgos identificados se destacan la falta de promoción del destino, la contaminación y degradación del mismo, el no dominar un segundo idioma, la falta de divulgación de las medidas preventivas que deben tomar los visitantes y huéspedes y la afectación del destino por actividades de caza y pesca ilegales.
 
También se estableció que el turismo de masa en reservas naturales, la pérdida de identidad de la cultura de las poblaciones minoritarias de un destino, las reacciones alérgicas o afectaciones de salud por las condiciones climáticas, la carencia de la adecuada infraestructura para las actividades en el sector y la débil vocación turística de un destino, forman parte del listado de riesgos que se tuvieron en cuenta para el ejercicio.
 
La capacitación se dio a empresarios vinculados al turismo de bienestar y naturaleza en 25 destinos emergentes que han mostrado un crecimiento constante en la llegada de turistas. Entre los destinos que recibieron asesoría se destacan Bahía Solano, Bahía Cupica (Chocó), Timbiquí, Puracé, Cajibio (Cauca), Aracataca, Minca, ciudad Perdida (Magdalena) y Espinal, Mariquita e Ibagué (Tolima).
 
 
Colombia Compra Eficiente por medio del Decreto 4170 »

Compra y contratación pública