07 mayo de 2019

Fábricas de Productividad permitirá resolver los cuellos de botella del tejido empresarial antioqueño


Fabricas de Productividad

  • El programa propone soluciones a temas como altos costos y tiempos de producción, deficiencias de calidad y falta de mediciones de consumo de energía. Estos son los principales cuellos de botella en productividad de las empresas del departamento.
  • Con base en análisis de empresa atendidas en la región, Colombia Productiva identificó las causas que afectan la productividad de las empresas, les resta eficiencia y las hace menos rentables.
  • Para ayudar a superar estas barreras, MinComercio y Colombia Productiva pusieron en marcha el programa Fábricas de Productividad, que llega a Antioquia de la mano de la Cámara de Comercio de Medellín y del SENA.
     

Los altos costos de producción, la falta de certificaciones de calidad de sus procesos, las deficiencias en el manejo de inventarios y la ausencia de mediciones en los tiempos y en el consumo de energía, son algunas de las causas que afectan la productividad de las empresas de Antioquia. Por ello, son el principal reto del programa Fábricas de Productividad, puesto en marcha por el Gobierno Nacional.
 
Según análisis de compañías del departamento atendidas por Colombia Productiva (antes Programa de Transformación Productiva), solo dos de cada diez empresas atendidas en el departamento miden los costos de consumo de energía. También reflejan que apenas cuatro de cada diez cuentan con procesos de producción certificados, lo que tiende a aumentar los costos de los productos y a disminuir su rentabilidad.
 
Para solucionar estas barreras y ayudarlas a producir más y mejor, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Colombia Productiva y la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, con apoyo del SENA, pusieron en marcha el programa Fábricas de Productividad.
 
“Con esta herramienta buscamos dar asesoría especializada a las empresas para que mejoren en procesos de producción, en optimización de consumo de energía, en cumplimiento de normas de calidad, en logística y en gestión del talento humano, entre otros temas que son clave para mejorar la productividad interna y ayudar al crecimiento de las regiones”, explicó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo.
 
El programa es una de las 20 metas más importantes del Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno y tiene como reto impactar a 4.000 empresas en el cuatrienio. Para el primer año, con una inversión de $21.000 millones, la apuesta es llegar a 1.000 intervenciones.
 
“La meta para el primer año en Antioquia es atender 175 compañías. El objetivo es replicar los resultados que obtuvimos con el piloto del programa, con el que logramos, por ejemplo, que empresas bajaran sus tiempos de producción en 40%, aumentaran su capacidad de producción en 15% y disminuyeran sus costos en 25%”, aseguró el presidente de Colombia Productiva, Camilo Fernández de Soto.
 
A la fecha, 64 empresas que generan cerca de 11.000 empleos se han inscrito al programa en el departamento, segunda región con más postulaciones, después de Bogotá-Cundinamarca. Hasta ahora, 411 empresas se han registrado en todo el país.
 
Las empresas que formen parte del programa, primero, serán diagnosticadas por un gestor de la Cámara de Comercio, con el que definirán cuáles son los aspectos en los que deben trabajar. Con base en esto, un extensionista (consultor experto) brindará la asesoría para ejecutar un plan de trabajo y mejorar sus indicadores.
 
"Contribuir con el incremento en la productividad de las empresas es uno de los mayores desafíos que enfrenta la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia. Por ello, se suma a los propósitos del Plan de Desarrollo Nacional y será el aliado estratégico del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y de Colombia Productiva, a través del programa Fábricas de Productividad”, aseguró la presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, Lina Vélez de Nicholls.
 
Además de la Cámara de Comercio, otro aliado en la región es el SENA, que se sumó al programa con el fin de contribuir a la formación de nuevos expertos en productividad en la región para atender a las empresas y para construir la Base Nacional de Extensionistas.
 
El SENA se une a esta iniciativa con su capacidad de penetrar a todos los sectores de la economía y departamentos y municipios del país. “Esto nos permite apoyar la Base Nacional de Extensionistas e, incluso, formar más personas que deseen ser parte de ella”, precisó por su parte el director regional del SENA en Antioquia, Juan Felipe Rendón Ochoa.
 
En su concepto, son los extensionistas los encargados de brindar asesorías en las empresas, buscando que produzcan más y mejor de lo que se viene haciendo. “Para nosotros es gratificante hacer parte de este proyecto que cuenta con ambiciosas metas en el Plan de Desarrollo, en particular para aumentar la productividad que es el verdadero reto que tenemos como país. Solo así podremos generar más equidad a partir del emprendimiento productivo con legalidad”, afirmó  Rendón Ochoa.
 
Las postulaciones para formar parte de Fábricas de Productividad están abiertas de manera permanente y se pueden hacer a través dewww.fabricasdeproductividad.com.
 
Empresas mejoraron sus indicadores en 31%
 
Las empresas que hicieron parte del piloto de Fábricas de Productividad mejoraron sus indicadores, en promedio, en un 31%. Los principales resultados se dieron en disminución de tiempos y costos de producción, en aumento de capacidad de producción y en mejores manejos de inventario.
 
- Disminución de tiempo del ciclo productivo en 40%: Como ejemplo, la empresa Valver Colombia, dedicada a producir adhesivos industriales, logró reducir el proceso de impresión de sus adhesivos, pasando de 40 a 25 minutos.
 
- Mejor capacidad de producción en 15%: La empresa Impercap, productora de impermeables, alcanzó una producción más eficiente al pasar de 120 a 140 unidades producidas por hora.
 
- Disminución de costos de producción en 25%: Deshidratados D'lara, empresa de frutas y verduras deshidratadas, bajó su costo por unidad producida de $40.500 a $30.565.
 
- Manejo adecuado de inventarios: las empresas lograron tener de manera eficiente y a tiempo, los distintos artículos que deben destinarse para la preparación de los pedidos que se realizan en planta. En este caso se registró una mejora promedio del 60%.
 
El ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, anunció el sábado pasado, durante el taller ‘Construyendo País’ en Florencia, recursos para apoyar la promoción del turismo en la región y fortalecer el sector lechero del Caquetá.
 
Colombia Compra Eficiente por medio del Decreto 4170 »

Compra y contratación pública