Producto idéntico, es decir, igual en todos los aspectos al importado. Aplica también al producto que aunque no sea igual en todos los aspectos al importado, tenga características muy parecidas a las de éste. (Decreto 152 de 1998, artículo 3).