Subvenciones específicas


El Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias de la OMC establece que únicamente las subvenciones "específicas" dan lugar a la aplicación de derechos compensatorios.

 

 

En este concepto se incluyen aquellas subvenciones dirigidas exclusivamente a una empresa o rama de producción, las destinadas a grupos de empresas de una determinada región geográfica y todas las subvenciones prohibidas expresamente por el Acuerdo, que son condicionadas a los resultados de las exportaciones o a la sustitución de importaciones.

Las normas establecen dos categorías de subvenciones, las recurribles y las no recurribles, que aplican a los productos agropecuarios lo mismo que a los industriales, excepto cuando las subvenciones estén de conformidad con las disposiciones del Acuerdo sobre la Agricultura.

Los países menos adelantados y los países en desarrollo con un PNB por habitante inferior a 1.000 dólares de los EE.UU, están exentos de las disciplinas impuestas respecto a las subvenciones a la exportación. Los demás países en desarrollo deben eliminar progresivamente sus subvenciones a la exportación hasta el año 2003.

Los países menos adelantados tienen plazo para eliminar las subvenciones destinadas a la sustitución de las importaciones (es decir, las subvenciones que tienen por finalidad ayudar a la rama de producción nacional y evitar las importaciones) para el año 2003; en el caso de los demás países en desarrollo el plazo expira el año 2000.

Los países en desarrollo reciben también un trato preferencial cuando sus exportaciones están sujetas a investigaciones en materia de derechos compensatorios. Respecto a las economías en transición, las subvenciones prohibidas deben eliminarse gradualmente hasta el año 2002.

Se considera que una importación ha sido subvencionada cuando la producción, fabricación, transporte o exportación del bien importado o de sus materias primas e insumos, ha recibido directa o indirectamente cualquier prima, ayuda, premio, estímulo o incentivo del gobierno del país de origen o de exportación o de sus organismos públicos o mixtos El empleo de tipos de cambio múltiples en el país de origen o de exportación, así como la existencia de alguna forma de sostenimiento de los ingresos o precios cuando con ello se otorgue una ventaja, igualmente podrán ser considerados como subvención. (Decreto 299 de 1995, artículo 11)

La cuantía de la subvención se calcula en unidades monetarias o en porcentaje ad valorem, por unidad de producto subvencionado que se importe al territorio nacional. La cuantía de la subvención se establecerá deduciendo los siguientes elementos de la subvención total:

1- Cualquier gasto en que necesariamente se haya tenido que incurrir para tener derecho a la subvención o para beneficiarse de la misma

2- Los tributos a la exportación, los derechos y otros gravámenes a que se haya sometido la exportación del producto a Colombia, destinados especialmente a neutralizar la subvención.

Cuando un interviniente dentro de la investigación solicite tal deducción, deberá aportar la prueba de que la solicitud está justificada. La cuantía de la subvención se considerará de "minimis" cuando ésta sea inferior al 1% ad valorem. ( Decreto 299 de 1995, artículo 12)

EJEMPLO:

Supongamos que un gobierno de un país "A" concede un subsidio de cualquier forma, a la producción de algodón, por un monto de USD 1,000,000 de dólares durante un año calendario completo. Supongamos también que el valor de la producción durante ese mismo año fue de USD 10,000,000, de los cuales se exportaron a Colombia USD 2,000,000 en condiciones CIF, equivalentes a USD 1,900,000 en las bodegas del productor.

Supongamos que para poder acceder al subsidio, el productor del país "A" se vio obligado a reducir su área sembrada en determinado porcentaje, lo cual le significó un costo adicional de USD 10,000 durante ese mismo año.

Los tributos a la exportación se calculan en USD 10,000 en total.

En este caso, puede optarse por la siguiente metodología de cálculo del subsidio a la producción:

Se multiplica por 100 el valor de la subvención y se divide entre el valor de la producción (100*1,000,000 / 10,000,000). En este caso resulta un porcentaje de 10%

Este porcentaje se aplica al valor en bodegas de productor exportado a Colombia: (USD 1,900,000 * 0.10) = USD 190,000. Esto significa que de USD 1,900,000 del algodón importado por Colombia del país "A", el productor recibió USD 190,000 de subsidio.

Sin embargo, para calcular el subsidio sobre el valor CIF, es necesario descontar los gastos asumidos por el productor para acceder al mismo, y los impuestos a la exportación, así:

  • Los dos conceptos de descuento suman USD 20,000 en total, que equivalen a 0.2% del valor total de la producción.
  • Este porcentaje se aplica al valor en bodega del producto exportado a Colombia (USD 1,900.000 * 0.002) = USD 3,800. Esto significa que del valor del subsidio de USD 190,000 es necesario descontar USD 3,800 por concepto de impuestos a la exportación más los gastos asumidos por el productor del país "A" para acceder al subsidio.
  • De esta forma el subsidio neto correspondiente al producto exportado a Colombia es: 190,000 – 3,800 = USD 186,200

Para calcular el porcentaje del subsidio frente al valor CIF exportado a Colombia, el subsidio neto se multiplica por 100 y se divide entre el valor CIF del producto exportado a Colombia, así: (100 * 186.200 / 2,000,000) = 9.31%

Este porcentaje se aplica al precio CIF del producto para calcular el monto del subsidio por unidad de producto.